jaime roca. (old)blog

experiencias, reflexiones, opinión, y mas.

mas …

Si facebook fuera un estado sería -por número de habitantes- el tercero del mundo. Y si Internet fuera un estado, la actual movida sobre la privacidad sería una cuestión de estado.

La cuestión ya no es solo “cosa de geeks”, ya es tema de portada en  Time, y también habla de ello el WSJ de hoy. Ya no es algo que preocupa solo a quienes están metidos en el ambiente. Ya es algo que está siendo tema de conversación incluso para quinenes no creían que algo asi les afectaba.

Como usuario tengo claro que la decisión de qué información cedo y con que alcance la cedo, quiero que siga siendo mia. Es un derecho legítimo.

Pero como usuario también tengo claro que quiero seguir disfrutando de la mayoría de servicios de los que disfruto ahora sin pagar por ello.

Nos parece que en Internet casi todo es gratis, y a menudo olvidamos que en la vida casi nada es gratis. Vivimos en la economía de la atención, una economía en la que no solo el dinero tiene valor, también lo tienen la atención y la información. Para muchos de nosotros el conflicto no está en ceder la información, está en que se nos arrebate el control sobre esa cesión. Y facebook está (y lo ha estado mucho mas) lleno de fisuras por donde ese control es arrebatado a los usuarios, desde las galletas de la tontuna a los tests de varios tipos.

Ya lo he dicho otras veces, soy partidario de la sociedad de la transparencia, elegida, no impuesta. Claro que deposito mis datos en la Red, pero nadie es quien para apoderarse ellos y junto con los de millones de otros usuarios, sean usados como moneda de cambio.

Si de toda esta movida arranca un debate que nos permita llegar a un punto de entendimiento … bien !

Archivado en: 2.0, atencion, facebook, privacidad, vida digital

La conversación sigue

Siguiendo con la conversación, y al hilo del viral que Greenpeace lanzó hace unos dias sobre Nestlé, su KitKat, el aceite de palma, del que ayer hable, hoy leo en news.cnet.com este comentario sobre la repercusión que la difusión de este viral está teniendo en gran parte de la Red.

Twitter y Facebook recogen parte de esta explosión de opiniones, generalmente en contra de estos hechos y poco en defensa de la marca. En la página de fans en facebook hay un auténtico torrente de comentarios, en twitter también con varios hashtags, aunque en twitter por la propia naturaleza del medio la permanencia de los comentario es mas efímera. Además hay otra cuestión: crear una página de fans es facilisimo y demostrar derecho a usar la marca o nombre comercial es -en el caso de facebook, un proceso muy débil

Obviamente este tipo de hechos dejan bien patente la necesidad de estar en la conversación, pero no solo eso, también es necesario que las empresas estén preparadas para gestionar este tipo de crisis, que se las conoce como crisis de reputación online. En mi opinión no es una denominación afortunada, pero es la que está en uso para estos casos.

Lanzar un viral es gratis, el uso de las redes sociales es gratis, la propagación de este tipo de noticias, comentarios o rumores acostumbra a ser rápida y genera mucho eco. Esta vez ha sido Greenpeace explicando un hecho, que además parece que disparó una decisión fulminante por parte de Nestlé de prescindir del proveedor implicado en los hechos. Pero -casi- cualquier organización puede hacer algo parecido, y que lo haga con hechos o que lo haga con opiniones es secundario a efectos de la eficacia del ataque.

Construir un posicionamiento es caro, lento y laborioso, pero una tormenta de este tipo puede tirar por la borda un considerable presupuesto y meses -o años- de esfuerzo. Me hace pensar.

Archivado en: 2.0, empresas, facebook, sociedad, twitter

La conversación

Hoy he leido dos noticias que me parece que son un buen indicio de que el mundo corporativo va asumiendo la necesidad de estar en la conversación.

A mediodia leo sobre la reacción de Nestlé ante un viral que Geenpeace distribuyó informando del coste no sostenible en que incurría unn proveedor de materia para la producción de KitKat.

Hace un par de horas leo que el consejero delegado de BA se disculpa ante los pasajeros en vídeo de Youtube por las repercusiones que para sus pasajeros (sus clientes) está teniendo la huelga que afecta a la compañía.

Supongo que cada dia, hechos como estos irán siendo menos excepcionales y mas cotidianos. Esto es la conversación, y me parece buena cosa que las compañías -no importa lo grandes que sean- vayan entrando en ella.

Archivado en: 2.0, economia, empresas, sociedad

@taxioviedo

Es que me cuesta creerlo, pero está ahí.

Todo ha empezado al leer un tweet de @edans que reproduzco: “edans Recién llegado a Asturias, y recién recogido por @taxioviedo 🙂“. Le doy y aparece la página de twitter de @taxioviedo, con mas de mil usuarios a cada lado, y con esta “Bio CONTRATA TU TAXI POR MD No hago cosas extraordinarias sino cosas ordinarias de forma extraordinaria Mail: contacta@taxioviedo.com tlfo615980000“.  Con un click vas de su twitter a su página, y con otro, de esta a su blog. Después miro el fondo de su pagina (la de twitter) y como el tio ha creado el fondo con twilk veo un montón de caras conocidas.

El límite está en la imaginación, es cierto, aqui y en todas partes. Y a veces uno encuentra historias como esta en lugares por los que no empezaría una búsqueda para hallarlas.

Enhorabuena, @taxioviedo.

Archivado en: 2.0, twitter, vida digital

Limpiar la reputación en Internet puede costar hasta 50.000 euros

Hace unos días leía en EcoDiario una entrada en la que se afirma que limpiar la reputación en Internet puede salir por unos cincuenta mil euros.

Estamos en tiempos en que conceptos como branding, reputación online, identidad digital, visibilidad, relevancia, etc etc, son valores indiscutibles. O casi indiscutidos.

A veces, toda esta movida puede llegar a transmitir la falsa impresión de que en Internet, paracer puede llegar a ser mas importante que ser, que importa mas lo que pareces que lo que eres.

Si el camino por el que andamos es el que se desprende del artículo de marras, pues apañados vamos.

No puedo entender que se le llame ‘limpiar la reputación’ a algo tan […] como tapar la basura a base de nuevos vertidos, pero sin ser capaces de hacerla desaparecer.

Si existe una secuencia -facilmente implementable- para ensuciar una reputación y posteriormente para reducir esa capa de suciedad, esa secuencia es traducible a dinero (50.000 euros, por decir algo leido) y todo el proceso se puede ejecutar desde un teclado, con riesgo bajo, a distancia, en un marco de casi impunidad propiciado por un vació legal también casi absoluto, pues que cada uno saque sus propias conclusiones.

En mi opinión limpiar la reputación es otra cosa. Otra cosa que no es factible -salvo casos extremos- en el marco actual, en el que la mayoría de las veces no pasa nada, pase lo que pase, y algunas veces la sorpresa y el estupor salta a las páginas de los navegadores, como ocurrió con la sentencia a personal de Google en Italia.

A menudo en twitter leo en 140 caracteres un argumento de queja, seguido de los hashtags #marca (la que sea) y #reputationdown. Hace no muchos días Palmira reproducía un post en el que se comentaba un posible caso de [llámalecomoquieras, yo no voy calificarlo aqui] en el que alguien con un blog exigía algo a cambio de no publicar descrédito. Un montón de veces he leido y escuchado a directivos de frontoffice de hoteles comentar las amenazas de publicar comentarios desfavorables sobre el hotel si no obtienen favores en servicio, precio o atenciones.

En fin, lo dicho, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Archivado en: 2.0, privacidad

Recognizr

A primera hora lo he leido en El Blog de Enque Dans, después en ALT1040, y hace poco rato tambien he visto que se habla de ello en otros medios. La realidad aumentada aplicada a las personas. Tecnicamente … mola, que duda cabe. Y visto desde el ojo de un geek es algo rotundamentemaravilloso.

Estoy hablando de Recognizr, la aplicación de The Astonishing Tribe, capaz de identificar personas y extraer su perfil -en principio- de una base de datos incorporada en la propia aplicación.

Pero en un mundo en el que lo primero que hacemos tras la adquisición de algo es intentar saltarnos sus protecciones, es obvio pensar que la información accesible por la aplicación va a ser sencillamente toda. A partir de ahi, el límite está en la imaginación y esta es libre.

Identificar a alguien con quien coincides en un lugar o con quien te cruzas, ejecutar la toma instantánea, lanzar a la Red junto con la toma el ‘qué, donde, cuando y con quien’ relativos a esa persona y recibir en tu dispositivo el expediente pedido en tiempo quasi-real puede generar controversia social.

Recuerdan que cuando finalizaba el siglo pasado apareció la ‘Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal’? (Que por cierto, está vigente) Trata[ba] de ficheros,, de diferentes categorías de información (administrativa, financiera, clínica), y de como esa información debía ser custodiada. Pero que ocurre si cada uno de nosostros nos convertimos en un registro de base de datos (andante) accesible a cualquiera que lleve la herramienta?

Archivado en: 2.0, privacidad

Como twitter pero con …

… grupos y eventos públicos, privados y protegidos, encadenado de conversaciones, eventos, etc. (picotea.com).

… microblogging en modo cerrado para grupos en la gestión de proyectos, funcionalidad de wiki, adjuntar archivos, etc. (teambox.com)

La sencillez de twitter es una de sus fortalezas, sobre todo teniendo en cuenta que es una herramienta de microblogging y no otra cosa. Pero a menudo he echado en falta mas funcionalidad, especialmente para el ámbito de trabajo colaborativo en modo ‘no indiscriminadamente abierto’. Hace tiempo di una mirada a Yammer, me pareció interesante y soy ‘usuario de baja intensidad’, formando parte del grupo de usuarios de algún cliente que lo usa.

picotea me parece una buena herramienta para gestionar eventos y grupos con propósito general, mientras teambox creo que lo es especialmente para la gestión de proyectos en el seno de equipos.

Ambas plataformas están desarrolladas en España.

Nada mas, si deseas conocer mas lo mejor es que des una mirada por ti mismo en los enlaces. El registro es sencillo y rápido, como en twitter. Ambas plataformas son de registro gratuito y se explotan en modalidad freemium. En ambas plataformas tienes la mayoría de funciones en el nivel free.

Me gustan.
Hasta luego.

Archivado en: 2.0, trabajo colaborativo

Y ahora Outlook …

Ahora es Microsoft Outlook quien anuncia un paso hacia la socialización. Mientras la opinión sobre Buzz sigue dividida Microsoft intenta no quedarse atrás (no se sabe muy bien de que) con una versión de ‘eso’, el Outlook Social Connector aunque distinta de Buzz. No se instala por defecto sin preguntar, no se derrama sobre tus contactos ni lanza nada de ti a la Red.

Hay que instalar un plugin, se integra con redes en las que estés (de momento LinkedIn, vienen Facebook y MySpace y seguramente irán viniendo mas). Funciona solo en modo lectura, te trae las actualizaciones de estado de las personas con quienes estás vinculado en esa(s) red(es), pero no manda actualizaciones ni comparte nada desde tu escritorio a las redes.

Personalmente prefiero tener como ámbitos separados (de momento al menos) el de trabajo y el social, y el email -en mi caso- está en el de trabajo. Las plataformas sociales son en sí mismas un sistema de comunicación y de mensajería (multimodal), asi que el email quiero mantenerlo separado, no quiero interrupciones ni llamadas de atención inesperadas mientras estoy en mi entorno de productividad.

Archivado en: 2.0

Buzz (&Co.)

He leido de todo. Desde lo que dice quien afirma que no sabe como ha podido vivir sin eso hasta ahora hasta quien dice que es un incordio.

No se si lo usaré, aun no lo tengo. Mi cuenta de correo está en Gmail pero es de las de Google apps, y Google ha dicho que para esas cuentas, dentro de unos días, aunque le he dado una mirada en otra cuenta de gmail.com. De todo lo leido, algunas cosas me llaman la atención, en particular el hilo que compara Buzz con Wave y ya, desde ya, atribuye carta de fracaso a Wave y de exito consumado a Buzz. A mi no me parecen conceptos comparables; aquello es para trabajo colaborativo (mas bien muy colaborativo) y esto es para un tipo de comunicación, que por lo que mas se justifica es por ese buzz, pero …

Puede que si, que Wave haya sido un fracaso comercial, pero no lo veo como un fracaso de concepto. En cuanto lo probé me transmitió la sensación de estar ante una muy buena herramienta para trabajo ubícuo. Muchos se preguntan aun que para que sirve. Depende, depende de tu modo de trabajar, de en que medida necesitas trabajar en sincronia con otros y de como sintonizas tú con ‘esa estructura’. Veremos si Google ha dicho ya la última palabra o no.

Donde no la ha dicho es en Buzz, ahí ya ha anunciado ajustes depues del alud de quejas sobre ‘lo predeterminado’ que trae. También he leido cosas sobre si va a competir con twitter o con facebook, pero es que, tampoco son lo mismo, ni siquiera casi, Creo que la gente que usa twitter seguirá usandolo como hasta ahora, al margen de que tengan Buzz activado o no. Y lo mismo para la gente que está en facebook.

No creo que Buzz fracase, y si creo que cubrirá una parte importante de los objetivos que Google persigue con Buzz, que en mi opinión es poseer cuanto antes una masa crítica de identidades en la Red que le ponga en camino de la hegemonía. La mayoría de usuarios estamos hartos de tener que registrarnos desde un cero plano cada vez que accedemos por primera vez a un invento social. Y somos muchos los que cuando vemos algo queremos probarlo, y esto representa un caos tremendo: perfiles actuales, perfiles desactualizados y perfiles olvidados; obviamente esto no es una buena manera de gestionar una identidad digital. Los primeros pasos están dados, y vamos viendo como va habiendo sitios en los que acedes por primera vez conectando tu perfil en otro sitio con ese, y creo que mejoran enormemente la usabilidad del universo socialdigital. En mi opinión lo que Google busca con Buzz está relacionado con esto, con este objetivo. No creo, para nada, que busque competir con los establecidos. Ni es mejor -ni peor- que Wave. Lo veo asi.

Hasta luego.

Archivado en: 2.0, google

foursquare

En un principio fue ¿que estás haciendo?, después fue ¿que está pasando?. Twitter, por supuesto. Y obviamente ¿donde estás? podría ser la [o una] pregunta tambien de twitter. Pero foursquare es el vehículo para explotar esa pregunta.

Foursquare es una red social en al que compartir lugares físicos y experiencias relacionadas con esos lugares. realmente funciona desde dispositivos móviles; es cuando estás en el lugar cuando haces check-in y comentas donde estás, que estás haciendo o que estás viendo. Llena un espacio que twitter ha puesto muy de relevancia pero que por si mismo no puede cubrir. Hay quien dice que Foursquare es la evolución natural de twitter.

Foursquare tiene trastienda, su nombre es FOURSQUARE FOR BUSINESSES, y ambas interfaces configuran a Foursquare como una potente herramienta de marketing 121, propiciando que los establecimientos puedan conocer a ese público y que le mueve a serlo.

El handicap -si se le puede llamar asi- es que está pensado para funcionar en movilidad, lo que requiere un dispositivo capaz de soportarlo y disponer de banda ancha en él. Ahora mismo hay aplicaciones cliente para los dispositivos iPhone, BlackBerry y basados en Android, pero hay una página para cualquier movil que disponga de navegador (y obviamente accesible desde web de escritorio).

En mi opinión, a diferencia de twitter, foursquare sí tiene los elementos para configurar su modelo de negocio, que puede llegar a ser realmente importante

Archivado en: 2.0, mobile

twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

del.icio.us ...