jaime roca. (old)blog

experiencias, reflexiones, opinión, y mas.

El uso de Internet en el trabajo

Eduardo Collado menciona en su blog que hoy a las 20.30 en marcianos.tv tendrá lugar el debate sobree el uso de Internet en el trabajo.

Tal como tambien menciona en su entrada, en el mundo empresarial hay multitud de criterios con los que se gestiona eso, el acceso de los empleados a Internet dentro del horario laboral. Dentro de esa amplitud de criterio al uso, los que nos movemos entre el paisaje empresarial vemos de todo. Desde un “zero restricciones” hasta entornos encapsulados en una intranet con proxy que filtra, por diversos métodos las salidas a la Red.

Ya lo dice Eduardo, Internet hay que entenderlo no como návegar y ya está, sino como un ambiente multimodal y multiprotocolo donde cabe navegar, email, mensajería instantanea, escritorio remoto y otras modalidades mas evolucionadas o menos implantadas.

El que la empresa se meta en el correo electrónico del empleado es algo que ha hecho correr tinta, dictar sentencias, despedir, despedir y readmitir, etc.

Entiendo que regular el uso de Internet en el trabajo es mucho mas complejo e intervienen muchos mas matices que regular el uso del móvil o el coche de la empresa. Pero a veces me sorprendo al ver situaciones lamentables a las que se ha llegado y hubiera podido no llegarse con un poco de sentido común. Esto que digo hace referencia sobre todo al correo electrónico. De entrada, lo mas esencial es, cuando la empresa contrata a alguien, pactar. Creo que el tema es suficientemente importante, y suficientemente potencialmente conflictivo como para que forme parte de las condiciones pactadas de trabajo; con esto, ya no caben interpretaciones. Un contrato, si es claro, se respeta o se vulnera, y si se vulnera, es de aplicación las clausulas del propio contrato y las leyes de contratos del derecho civil. Y esto es válido para todas las modalidades de acceso a Internet.

Centrándonos en el correo electrónico, que es el ámbito mas complejo pues el correo electrónico se equipara legalmente a correo postal, y por tanto está sujeto a derecho civil y también penal, hay otro elemento fundamental. Me refiero a la diferencia que hay entre una una cuenta personal y una cuenta funcional. Es muy distinto que en el PC de un tal Antonio López, contable, se reciba correo electrónico con destinatario “alopez@…” o “contabilidad@…”. Lo primero es correo personal, aunque los mensajes traten de facturas y cuentas contables, mientras que lo segundo es correo de departamento, aunque en los mensajes se quede con alguien externo para ir al cine o a bailar. Parecido ocurre con el correo postal. Además, hay otra cuestión relacionada con el email: el dia que un empleado se va de la empresa, las cuentas personales se tornan conflictivas, y no puedes ser redireccionadas a otro empleado si el cesante no ha fiormado un documento autorizando el hecho, mientras que las cuentas funcionales son mas limpias.

La mensajería instantánea es usada como herramienta de comunicación pseudosincrona por una proporción significativa de empresas, el uso del navegador es absolutamente imprescindible para desarrollar con eficacia cualquier trabajo que gestiona información.

Tampoco es tan complicado:

1) sentido común.

2) explicitación y aceptación de márgenes y limites.

No, no es tan complicado. Verdad?


{este es un post traido desde una plataforma anterior que ya no está operativa, y los comentarios -si los hubo- están integrados en el propio post, mas abajo}

Technorati:
| derecho | empresa | Internet | trabajador | trabajo |
Viene de:
El Uso de Internet en el Trabajo, … @ Eduardo Collado

Sigue en:

Permalink, Comentarios & Trackback:

08/11/07 – 00:00 – Carmen
Es incongruente que controlen las cuentas de correo que tienes como empleado de determinada empresa y no se preocupen de controlar todo el correo basura (spam) que llega cada dia y que !cuidado con abrir alguno que contenta un virus! porque es posible que incluso te recriminen o incluso sancionen por el hecho de haberlo abierto… Cada dia recibo en mi direccion mas de 40 correos de este tipo y sólo en mi direccion personal de empresa, una de las mas de 50 que tenemos los trabajadores de esta empresa.
Creo que deberian asignar más medios a la prevención y menos controlar si los trabajadores entran en Internet, por otro lado impensable hoy en dia trabajar en una empresa moderna y no acceder a Internet para búsqueda de cualquier tipo de información para ejecutar tu trabajo.
Carmen

Anuncios

Archivado en: Internet en el trabajo

Espiar el e-mail del trabajador puede ser delito

Pero supervisar el de la empresa no.

Leo en Baquia que la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a dos directivos del Colegio Oficial de Agentes de Propiedad Industrial por vulneración de la intimidad personal en la variante del derecho al secreto de las comunicaciones. En el auto se dice que, al acceder efectivamente a mensajes privados remitidos por la denunciante, se podría estar incurriendo en un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Hace casi cinco años el Deutsche Bank, en un caso similar fue absuelto y el despido declarado procedente. Pero no se si los casos son similares, porque, y ahí veo yo la cuestión, ¿que es un mensaje privado? A mi el sentido común me dice que un mensaje privado es un mensaje que ha sido enviado desde, o a, una cuenta asignada inequívocamente a una persona. Otra cosa es un mensaje enviado desde, o a, una cuenta funcional, departamental, u otra variante corporativa.

Visto el tema con sentido común, si la compañía permite cuentas de correo electrónico del tipo nombre.apellido@compañia.com, o incluso napellido@compañia.com, está implícitamente autorizando el uso de la herramienta para uso personal, además del laboral.

Pero si la compañía aplica el criterio de abrir solamente cuentas de correo electrónico del tipo ventas@compañia.com, otecnica@compañia.com, etc, entonces no creo que pueda considerarse que los mensajes dirigidos a esas cuentas puedan contener información personal y privada. Un caso extremo que raya el límite de lo absurdo sería considerar privado un mensaje que alguien de la compañía se hace enviar a la cuenta info@compañia.com.

El tema es ciertamente complejo, y algunas compañías están incluyendo cláusulas al respecto en los anexos de sus contratos de trabajo para evitar este tipo de problemas. Pero no deja de llamarme la atención que a estas alturas no haya aun ni jurisprudencia ni normativa sobre el tema ¿O sí las hay?


{este es un post traido desde una plataforma anterior que ya no está operativa, y los comentarios -si los hubo- están integrados en el propio post, mas abajo}

Technorati:

| email | intimidad | intromision |
Viene de:

Sigue en:

Permalink, Comentarios & Trackback:

22/01/07 – 00:31 – Roger Schultz
Estimado, jurisprudencia al respecto hay y mucha, por lo menor an la Argentina, lo mas claro sobre esto es que el empleador debe informar al dependiente (empleado) que el e-mail puesto a su disposición no es para uso personal y que será leído por terceros, caso que el empleado no esté fehacientemente notificado de esta circunstancia, no hay posibilidad de violar el secreto de las comunicaciones ya que el e-mail se equipara con la correspondencia epistolar.
En el Newsletter de la Asoc. Argentina de Dirigentes de sistemas publiqué un artículo al respecto que puede llegar a evavuar sus dudas al respecto:
http://www.aads.org.ar/detalle.php?id=60
Saludos cordiales y excelente blog!

Roger Schultz

Archivado en: Internet en el trabajo, privacidad

twitter

del.icio.us ...