jaime roca. (old)blog

experiencias, reflexiones, opinión, y mas.

mas …

Si facebook fuera un estado sería -por número de habitantes- el tercero del mundo. Y si Internet fuera un estado, la actual movida sobre la privacidad sería una cuestión de estado.

La cuestión ya no es solo “cosa de geeks”, ya es tema de portada en  Time, y también habla de ello el WSJ de hoy. Ya no es algo que preocupa solo a quienes están metidos en el ambiente. Ya es algo que está siendo tema de conversación incluso para quinenes no creían que algo asi les afectaba.

Como usuario tengo claro que la decisión de qué información cedo y con que alcance la cedo, quiero que siga siendo mia. Es un derecho legítimo.

Pero como usuario también tengo claro que quiero seguir disfrutando de la mayoría de servicios de los que disfruto ahora sin pagar por ello.

Nos parece que en Internet casi todo es gratis, y a menudo olvidamos que en la vida casi nada es gratis. Vivimos en la economía de la atención, una economía en la que no solo el dinero tiene valor, también lo tienen la atención y la información. Para muchos de nosotros el conflicto no está en ceder la información, está en que se nos arrebate el control sobre esa cesión. Y facebook está (y lo ha estado mucho mas) lleno de fisuras por donde ese control es arrebatado a los usuarios, desde las galletas de la tontuna a los tests de varios tipos.

Ya lo he dicho otras veces, soy partidario de la sociedad de la transparencia, elegida, no impuesta. Claro que deposito mis datos en la Red, pero nadie es quien para apoderarse ellos y junto con los de millones de otros usuarios, sean usados como moneda de cambio.

Si de toda esta movida arranca un debate que nos permita llegar a un punto de entendimiento … bien !

Archivado en: 2.0, atencion, facebook, privacidad, vida digital

el nuevo default

Mas de lo mismo, pero es lo que hay. Y me sumo. A las voces críticas que expresan (expresamos) el descontento que se está extendiendo por la base de usuarios de facebook.

No me parece mal (creo) que facebook pretenda convertirse en el sistema operativo de la sociedad, o que esté trabajando intensamente para desarrollar su(s) modelo(s) de negocio. Lo que me parece mal es la falta de consideración con que trata al usuario. Incluso a la carne picada se la trata con mas cuidado y respeto. Cada vez que modifican los procedimientos para gestionar la privacidad de la información de los usuarios se pierde algo en funcionalidad y usabilidad. O por decirlo mas exactamente, incrementan la dificultad si lo que queremos en una privacidad que muchos consideramos razonable.

El nuevo default en el universo facebook es el ‘todo público’. Los perfiles quedan de manera predeterminada accesibles a amigos y extraños. Si te avienes a actualizar el formato de página de tu perfil, en el momento del cambio se pierde tu anterior configuración de privacidad.

Es cierto que, como dicen ellos, todo sigue siendo configurable. O casi todo. Pero a cada cambio, la configuración por parte del usuario se hace mas compleja y las opciones están menos accesibles

Mención aparte merece el trasvase de datos entre facebook y otras aplicaciones. No digo que esto sea siempre malo, digo que no me parece lícito que esto se haga a espaldas del usuario y arrebatandole el legítimo derecho a que sea él, el usuario, quien decida que datos quiere compartir y que datos quiere mantener en privado.

A todo esto hay que sumar los problemas de seguridad que últimamente ha tenido FB, que van siendo mas frecuentes con el tiempo

Personalmente soy partidario de la sociedad de la transparencia, pero elegida, no impuesta. No voy a irme (a corto plazo) de FB, pero seguiré como usuario de baja intensidad, y desde luego seguiré sin autorizar acceso a ninguna aplicación de las asociadas con FB.

Crecen las críticas, los comentarios negativos y el descontento general con la conducta de FB. Para el 31 de mayo hay convocada una acción -puramente testimonial- de abandono msivo de la página. por otra parte MySpace está acelerando sus trabajos para hacer mas fácil a sus usuarios la gestión de la privacidad en su página. Casi todo tiene un punto de inflexión, tal vez FB está enfilando hacia el suyo.

¿Para cuando las redes sociales open source? Habrá que estar al tanto del despegue y la evolución de diaspora.

Archivado en: facebook, redes sociales

La conversación sigue

Siguiendo con la conversación, y al hilo del viral que Greenpeace lanzó hace unos dias sobre Nestlé, su KitKat, el aceite de palma, del que ayer hable, hoy leo en news.cnet.com este comentario sobre la repercusión que la difusión de este viral está teniendo en gran parte de la Red.

Twitter y Facebook recogen parte de esta explosión de opiniones, generalmente en contra de estos hechos y poco en defensa de la marca. En la página de fans en facebook hay un auténtico torrente de comentarios, en twitter también con varios hashtags, aunque en twitter por la propia naturaleza del medio la permanencia de los comentario es mas efímera. Además hay otra cuestión: crear una página de fans es facilisimo y demostrar derecho a usar la marca o nombre comercial es -en el caso de facebook, un proceso muy débil

Obviamente este tipo de hechos dejan bien patente la necesidad de estar en la conversación, pero no solo eso, también es necesario que las empresas estén preparadas para gestionar este tipo de crisis, que se las conoce como crisis de reputación online. En mi opinión no es una denominación afortunada, pero es la que está en uso para estos casos.

Lanzar un viral es gratis, el uso de las redes sociales es gratis, la propagación de este tipo de noticias, comentarios o rumores acostumbra a ser rápida y genera mucho eco. Esta vez ha sido Greenpeace explicando un hecho, que además parece que disparó una decisión fulminante por parte de Nestlé de prescindir del proveedor implicado en los hechos. Pero -casi- cualquier organización puede hacer algo parecido, y que lo haga con hechos o que lo haga con opiniones es secundario a efectos de la eficacia del ataque.

Construir un posicionamiento es caro, lento y laborioso, pero una tormenta de este tipo puede tirar por la borda un considerable presupuesto y meses -o años- de esfuerzo. Me hace pensar.

Archivado en: 2.0, empresas, facebook, sociedad, twitter

twitter

del.icio.us ...