jaime roca. (old)blog

experiencias, reflexiones, opinión, y mas.

¿Estamos listos?

Empieza -laboralmente hablando- el 2010. Algunos dicen que este año será un año de recuperación, otros dicen que no perdamos de vista a Murphy “no importa lo mal que estén las cosas, siempre pueden ir a peor“. Y otros, invocando la Ley de la Atracción, dicen que las cosas irán como piensas y sientes que irán.

Pensando en esta jodida crisis, me viene a la memoria un pasaje de “Alicia a traves del espejo”, de Lewis Carrol:

-¡Vamos! ¡Vamos! -gritó la Reina-. ¡Más rápido! ¡Más rápido!
Y continuaron tan velozmente que, por último, parecían deslizarse por el aire, casi sin tocar el suelo con los pies. Hasta que de pronto, justo cuando Alicia estaba quedando del todo exhausta, se detuvieron, y la niña se encontró sentada en el suelo, sin aliento y mareada.
La Reina la apoyó contra un árbol y dijo amablemente:
-Ahora puedes descansar un poco.
Alicia miró a su alrededor muy sorprendida.
-¡Vaya, creo que hemos estado bajo este árbol todo el tiempo! ¡Todo está como estaba!
-Por supuesto -dijo la Reina-. ¿Qué esperabas?
-Bueno, en nuestro país -dijo Alicia, jadeando todavía un poco-, si una corre muy rápido durante un largo tiempo, como hicimos nosotras, llega a algún otro lugar.
-¡Qué país tan lento! -dijo la Reina-. Aquí, como ves, tienes que correr todo lo que puedas, para mantenerte en el mismo lugar. Si quieres llegar a alguna otra parte, debes correr por lo menos el doble de rápido.

Vamos a tener que correr muy rápido en este 2010. Estamos listos?

Anuncios

Archivado en: crisis

ajustando velas

velas500
El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas. -William George Ward.

Y es tiempo de ajustar velas, en todos los frentes de la empresa. No sabemos lo que durará esta crisis, pero sabemos que no va a terminar mañana.

Cuidando del mercado, escuchando a los clientes y asegurándonos de que satisfacemos sus necesidades, mejor de lo que lo haría el competidor.

Asegurando el crecimiento, penetrando nuevos mercados, atrayendo clientes a quienes nuestros competidores no saben escuchar y cuidar.

Presionando sobre lo económico, ajustando los costes, cuestionando los gastos y manteniendo la competitividad en en el ratio precio/satisfacción.

Cuidando lo financiero, actuando con suma finura sobre el riesgo de clientes y cuidando del equilibrio de los propios coeficientes.

Cuidando el activo mas importante de toda compañía: las personas, el talento. Manteniendo alta la motivación y el espíritu de reto.

Cuidar del mercado nunca es una tarea trivial, y en estos momentos es todo un reto. En unos sectores de manera mas acentuada que en otros, es hora de pensar en el marketing digital para escuchar al mercado, entenderlo y satisfacerlo. Comunicación bidireccional, participación y proximidad son conceptos que tienen mucho que ver -en estos tiempos- con la fidelización de clientes. Ya no es demasiado pronto para pensar en los medios digitales 2.0. Para nadie.

La adquisición de nuevos mercados, en la mayoría de empresas, es la auténtica misión de la infantería de la compañía. Es imporante -muy importante- llevar a cabo las acciones de manera inteligente. Partiendo de un benchmarking, tenemos establecidas las ventajas competitivas en relación a distintos competidores -y obviamente, neutralizadas las desventajas que hayamos detectado- y a partir de ahi, trabajo de campo, comunicación y negociación. Esta es una función que frecuentemente no está bien cuidada en cuanto a recursos y procesos y en esos casos es llevada a cabo como una sucesión de palos de ciego. Y en ocasiones las funciones de adquisición de nuevos mercados y de mantenimiento de los existentes están demasiado entrelazadas.

En lo económico el factor clave es -obviamente- un precio competitivo para el mercado y dentro de márgenes para nosotros. Costes directos ajustados y sobre todo, cuestionar todos los gastos eliminando aquellos que no aportan valor a los procesos. Tal vez es momento de aplicar de nuevo el “presupuesto base cero”.

Es mas importante que nunca cuidar la salud financiera. Hemos entrado en una época de turbulencias que no sabemos cuando durará pero que no va a terminar mañana. Es importante mantener actualizado un cuadro de mando, detectar tendencias y anticipar -evitar- sorpresas, no solo en el riesgo de clientes.

Retener el talento, cuidar las personas, acercarlas a la toma de decisiones, participación participación y participación. Cada vez mas, la transversalidad está en la base de las compañías de éxito.

En estos tiempos, el asunto no está en si grande o pequeño, mas bien en si rápido o lento pero sobre todo sobre todo en si adaptable o rígido.

Archivado en: crisis

crisis y oportunidades

crisis_702

He leido en un post de Carlos Blanco que hace referencia a otro de Didac Lee, algunas afirmaciones como […en épocas como la actual es cuando existen más oportunidades y novedades, debido a los cambios en el orden establecido…]. Si esto es asi, todos quienes están explicando como están sufriendo esta jodida crisis deben estar mirando hacia otros lados, que no ven, o no saben ver, tales oportunidades. Y de hecho hace ya tiempo que se vienen leyendo y escuchando este tipo de mensajes, casi siempre en entorno de la emprededuría en Internet. La crisis es un hecho y es una crisis. Y está costando sudor y lágrimas, y lo peor está por llegar.

No, la situación de crisis no es necesariamente consustancial al proceso de emprender, ni el hábitat natural de un emprededor. Algunos proyectos se emprenden en precario, y otros no; siempre en un marco de duro esfuerzo, pero la crisis es otra cosa.

Archivado en: crisis

crisis dospuntocero

En un post bastante reciente, Carlos Blanco tocaba en su blog dos temas ‘de este momento’. Twitter vs. Facebook por un lado y la crisis por otro.

De la cascada de comentarios que generó el post se deduce que al usuario medio (no geek) le mola Facebook pero no entiende Twitter, o no le gusta, o no lo ve útil, o lo encuentra una tontería. Aunque entre la población geek una buena parte de quienes usan Facebook suelen usar tambien Twitter, nadie diría que son algo parecido, ni siquiera cosas complementarias.

Como business, Facebook está claramente posicionado en su nicho, y cada dia está mas clara su apuesta y mas intuido su modelo de negocio. Además, me parece de una estrategia inteligente el combinar un modelo de negocio que se percibe agresivo con el momento de su implementación, cuando ‘estar en’ Facebook ya sea irrenunciable para la mayoría de quienes estén. Twitter es otra historia, aun no ha soltado elementos que permitan hacerse una idea mas o menos verosímil sobre su modelo de negocio y ya ha levantado 35 millones de dolares de inversión solo en su tercera ronda. Y Facebook tanteó adquirir Twitter por 500 millones de dólares, sin éxito.

Carlos soltó a través de Twitter “Tras hablar con varios empresarios y emprendedores en Madrid, el sentimiento es que la crisis va a ser más profunda y larga de lo esperado“, que por el pipper entre ambas aplicaciones llegó a Facebook. Se generaron 23 respuestas a través de Facebook (22 de las cuales en los siguientes 90 minutos) y solo una a través de Twitter, de alguien que dista mucho de ser un usuario medio, es blogger sobre tecnologías e inversiones (Marc Vidal).

Las opciones para incorporar modelos de negocio sobre Twitter son, de eso no hay duda, numerosas. Pero el caso es que en la actualidad, si bien algunas compañías están haciendo un uso de Twitter que aporta valor para sus clientes -y para ellas mismas-, la inmensa mayoría de usuarios medios hace -la mayor parte del tiempo- un uso tan trivial de la plataforma, que muchos no-usuarios se dicen eso es twitter? para esas cosas se usa? pues vaya!

En mi trabajo me muevo bastante entre pymes, y a menudo percibo la distancia que hay entre las mentes dirigentes de esa categoría de compañías (que constituyen mas del 99% del tejido empresarial español, y del que el 80% está en el sector servicios), y las oportunidades que las herramientas TIC actuales ofrecen: Indiferencia hacia el corporate blogging, calificación del microblogging como chorrada, indiferencia hacia el marketing digital social, etc. Ademas de una fuerte oposición a externalizar servicios como servidores de correo, virtualización de recursos, etc.

De un tiempo a esta parte observo una cierta animadversión por parte de ese tejido empresarial formado por pymes no TIC, frecuentemente con opiniones que pueden ser cualquier cosa menos eso, pero en otras ocasiones con argumentos que no es fácil rebatir. Ultimamente he llegado a escuchar opiniones contrarias a todo lo que suena a 2.0 por parte de personas con un blog abierto, que son usuarias de twitter a nivel personal, con perfil en páginas de redes sociales profesionales y FB, etc. Pero que están sufriendo la crisis en sus puestos o en sus empresas, basadas en economías del siglo XX, mientras observan las cifras que se manejan en torno a las compañías 2.0 al tiempo que preguntan ‘y esto para que demonios lo usais? para explicar cuanto disfrutais usándolo?’

Al hilo del post de Carlos, creo que -coincidiendo con la opinión mas generalizada- hay crisis para rato, la confianza en los agentes es baja y el desconcierto se ha apoderado de su criterio (el de los agentes). Y en cuanto a Twitter vs. Facebook, pues puedo estar de acuerdo en la lectura de los hechos, pero tambien creo que esos hechos tiran mucho de las tendencias.

Archivado en: crisis

R.I.P. Buenos Tiempos

Si, en estos momentos todo indica que los buenos tiempos pasaron a mejor vida y que entramos en época de supervivencia.

Leo en GigaOM que Sequoia Capital ha llamado a cuentas a unos cuantos CEOs de su cartera de participadas para explicar su interpretación de la crisis y criterio de actuación.

No es la primera vez que la firma de capital riesgo convoca una reunión de este tipo; ya lo hizo tras el pete de la burbuja de las puntocom.

Las consignas son claras: la crisis va para largo, las cuentas de explotación precisan ajustes, los recursos presentes en la estructura de la empresa deben tener claramente favorable su input-output. Y sobre todo, hacer mas con menos.

La crisis de las puntocom, a principios de milenio dejó un sano poso en forma de lecciones aprendidas. La consistencia del modelo de negocio ganó peso específico en detrimento del vaporware plasmado en documentos excel y powerpoint y aquella “nueva economía” acortó distencias con la vieja economía en términos de estética y de practicas. Parece ser que ahora estamos sobre otro temblor de suelo, en el que bastantes compañías tecnológicas, nacidas como Web 2.0 van a tener que demostrar la consistencia de su modelo de negocio. Y de su plan de empresa.

Los buenos tiempos pasaron a mejor vida, aunque, tal vez, y solo tal vez, hay que definir que entendemos por “buenos tiempos”.

Archivado en: crisis

twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

del.icio.us ...