jaime roca. (old)blog

experiencias, reflexiones, opinión, y mas.

Feeds and Beers en Barcelona

Creo que teníamos que hablar de feeds y su periferia, pero fue mas divertido. Cuando yo llegué al Café de Muebles Navarro -se llama así- había cuatro personas, de los habituales en los BBBarcelona. Despues llegaron algunos mas, pero no fuimos demasaidos. Estuvo bien así para conocer a esos ‘dos tipos muy interesantes’ -como dice juanluis-, nada menos que a Steve Olechovski, cofundador y director de operaciones de FeedBurner y aMark Fletcher, fundador de BlogLines.

Conocer a Juan Luis Hortelano (kanben) y a Albert Armengol (eConozco) fué para mi un verdadero placer. Ambos son de esos techies que están en el sector manteniendo un pie sobre la diversión de su trabajo y el otro sobr el negocio que les proporciona ese trabajo.

Conocer a Juan Luis Hortelano (kanben) y a Albert Armengol (eConozco) fué para mi un verdadero placer. Ambos son de esos techies que están en el sector manteniendo un pie sobre la diversión de su trabajo y el otro sobr el negocio que les proporciona ese trabajo.

Hablamos de feeds, de las oportunidades de negocio que se asientan sobre ellos, de blogs, de tecnologías, etc. Despues, algunos fuimos a cenar, nos decidimos por una terraza en la Plaza Real. Allí hablamos de todo, hasta de política y del Barça (en momentos distintos)

Que la experiencia fué muy positiva. Siempre es un placer conocer a gente interesante, tanto de allí como de aquí, y hablar de estos temas que compartimos quienes solemos asistir a esos encuentros.

SYL.


{este es un post traido desde una plataforma anterior que ya no está operativa, y los comentarios -si los hubo- están integrados en el propio post, mas abajo}

Technorati:
| Feeds | Feeds & Beers en Barcelona | RSS |
Viene de:

Sigue en:

Permalink, Comentarios & Trackback:

Archivado en: blogging

Sobre la digitalizacion de la vida

En algunas ocasiones, conversando con amigos -techies- he tocado el tema de las implicaciones que la digitalización que el dia a dia tiene en la vida -y en la muerte- de las personas.

Hasta hace unos pocos años -o sea, antiguamente-, cuando alguien fallecía, sus deudos tenían acceso a los contenedores privados de la información del finado. La propia configuración de proximidad física definía quien tenia ese acceso a esa información y objetos personales. Justamente la película “Los Puentes de Madison County” empieza y termina mostrando a los hijos de la finada -protagonista- abriendo una caja con correspondencia y un diario -además de otros objetos materiales-.

Hace tiempo que observamos que la tecnología avanza mucho mas rápido que la cultura necesaria para utilizarla y gestionarla, y en este ámbito que comento, se muestra muy claramente este decalaje.

¿Que ocurre ahora, en estos inicios del sXXI cuando alguien fallece y tiene una cantidad significativa de información personal digitalizada en Internet -yahoo, flickr, blogger, hotmail, gmail, etc? Pero es que además, con la cantidad de transacciones financieras que hacemos por Internet, que en algunos casos abarcan el ciclo completo, desde la apertura de cuentas -aunque en algunos te mandan a casa un contrato para firmar- el tema adquiere dimensiones materiales.

Algunos -pocos- que hemos eliminado el papel de nuestras vidas -Hace unos tres años que regalé mi última impresora, en serio- y tenemos la vida totalmente digitalizada no padecemos especialmente este problema. En mi caso, todo este repositorio lo tengo en casa, incluyendo el servidor que soporta este blog. Mi armario de máquinas no es muy distinto del armario de objetos infonómicos que tenían mis abuelos, solo que con bits en lugar -o además- de átomos. Y está mi hijo -además de mis hijas-, aun mas techie que yo, que cuando llegue el momento, hará lo mismo que se ha hecho en siglos, pero con otros medios. Por lo menos en un PC está la información que contiene (perogrullada) y la forma de acceder a la que está en la Red.

Pero para la mayoría de personas que también tienen parte de su vida digitalizada, la situación es bastante distinta. Acabo de leer en Baquia -y de ahí que me haya decidido a escribir sobre esta vieja inquietud mia- que han sido necesarias resoluciones judiciales para que, por ejemplo, Yahoo haya podido entregar el correo perteneciente a un norteamericano muerto en Irak, a su padre.

Esta brecha -siempre las brechas, verdad?- que se abre entre como la tecnología nos facilita muchos aspectos de nuestras vidas y como esa misma tecnología nos complica otros, merece -creo yo- reflexión y acción.

Pero también es cierto que bastaría con aplicar sentido común, y mantener esa caja física de documentos personales, con una hoja de URLs, usuario y contraseña.


{este es un post traido desde una plataforma anterior que ya no está operativa, y los comentarios -si los hubo- están integrados en el propio post, mas abajo}

Technorati:
| Vida digital |
Viene de:
El problema de llevarse las contraseñas a … @ Baquia

Sigue en:

Permalink, Comentarios & Trackback:

08/10/06 – 20:44 – Octavio Isaac Rojas Orduña
¡Cuánta razón tienes, amigo Jaime!

La verdad es que yo compartía las claves de mis cuentas con mi pareja anterior, pero ahora sólo las conozco yo.

Y eso puede ser un embrollo.

Idearé una manera de compartir todas mis claves con mi familia.

Un abrazo.
Octavio Isaac Rojas Orduña

Archivado en: Internet, sociedad

twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

del.icio.us ...